Administración de fincas – Modo de trabajo

La administración de fincas requiere de un trabajo diario en diferentes aspectos. Cada plan de trabajo debe ser personalizado pero por lo general se sigue un esquema determinado:

Properties

Evaluación de recursos

Una vez que los objetivos del cliente han sido determinados, se realiza un análisis completo de la granja y su ambiente. Es necesario inventariar todos los recursos disponibles en la propiedad, desde tipo de suelo hasta edificios.

Es esta la etapa en la cual deben realizarse todas las evaluaciones pertinentes a la finca ya que a partir de la información obtenida se elabora un plan de administración que guiará las acciones a corto y mediano plazo.

Trabajar con los operarios

El trabajo en equipo es crucial cuando de la operación de la finca se trata. Debido a que es clave una buena relación con los operarios, la administración debe preocuparse por mantenerlos siempre cerca e informados de todo nuevo plan.

Inspecciones e informes

La norma es que luego de cada visita, el administrador le dé a su cliente un informe detallado con información acerca de cómo marchan las cosas. El fin de dichos informes es mantener al cliente actualizado acerca de lo que pasa en la finca y qué resultados está consiguiendo la administración.

Plan de marketing

Se debe desarrollar un plan de marketing anual y actualizarse diariamente. Dicho plan debe contemplar estrategias de ventas para cada uno de los productos que se producen en la finca e incluir un análisis de los resultados obtenidos a partir de dicho plan al final de cada período.

Reportes financieros

La administración de una finca también debe ocuparse de toda tarea financiera y contable relacionada con el funcionamiento de una finca, como ser: pago de cuentas, liquidación de impuestos, manejo de fondos, etc. Esta tarea también contempla la reinversión de capital para aumentar la productividad de la finca.